Pan de Muerto con Crema de Calabaza

INGREDIENTES

  • ½
    taza de suero de leche
  • ¼
    de taza de mantequilla
  • 3
    tazas de harina
  • ½
    de taza de azúcar blanca
  • 1 ½
    cucharadita de levadura seca instantánea
  • ½
    cucharadita de sal
  • 1
    cucharadita de canela molida
  • 2
    huevos
  • 1
    cucharadita de vainilla
  • 5
    cucharadas de mantequilla de calabaza
  • 1
    huevo ligeramente batido con un toque de agua
  • 5
    cucharadas de azúcar turbinado

preparación

Porción: 5 panes individuales

Autor: Esteban Castillo

En una sartén hierve el suero de leche con la mantequilla a fuego lento, hasta que la mantequilla se derrita completamente, deja la mezcla a un lado. Si estás usando levadura seca activa espolvoréala ahora sobre la mezcla.

En el tazón de una batidora de pie con gancho de masa mezcla la harina, el azúcar, la levadura instantánea, la sal y la canela. Incorpora los huevos y la vainilla en la mezcla y luego añade los ingredientes secos. Pon la batidora a velocidad baja y déjala trabajar hasta que la masa quede unificada. Es posible que tengas que parar la batidora para asegurarte de que la harina que quede en los lados del tazón quede también incorporada a la masa.

Una vez que se haya mezclado todo usa la batidora a velocidad media y deja que se amase por 1 minuto. Pon la masa en un tazón ligeramente engrasado con aceite antiadherente en spray. Cúbrela con plástico y colócala en un lugar caliente sin corrientes de aire hasta que se haya duplicado en tamaño, aproximadamente 1 hora.

Divide la masa en 6 partes iguales, aproximadamente del tamaño de una pelota de béisbol, y separa una de ellas. Toma las otras 5 bolas de masa y estira cada una en la palma de tu mano, rellénalas con una cucharada de mantequilla de calabaza, envuélvelas bien y pellizca para cerrar.

Coloca las bolas de masa en una charola para hornear con el lado donde quedó cerrada hacia abajo. Usando la sexta bola de masa, separa pedazos pequeños y haz trenzas y bolitas pequeñas para formar una cruz con la bola de masa en el centro. Envuelve ligeramente la charola para hornear con plástico y deja reposar a un lado por 1 hora.

Unta ligeramente todo con el huevo batido y espolvorea con azúcar turbinado. Hornea a 350°F de 25 a 30 minutos hasta que queden totalmente dorados. Deja enfriar antes de servir.

CATEGORÍAS

ETIQUETAS

Comparte