Las 5 ventajas de la proteína en la leche de vaca

Ya sea directamente del vaso, en el cereal o con tus enchiladas favoritas, hay muchas buenas razones para elegir la leche de vaca. Además de vitaminas y minerales, cada vaso de ocho onzas ofrece ocho gramos satisfactorios de proteína completa, un paso importante que te ayudará a cumplir los objetivos diarios de proteínas necesarios para una buena salud. Otros datos que debes saber:

#1: No todas las proteínas son iguales. Si tu dieta no incluye proteínas completas y de alta calidad, es posible que estés perdiendo beneficios clave. La leche de vaca es una fuente completa, lo que significa que contiene aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo, conocidos como “los bloques de construcción” de las proteínas. La proteína en la mayoría de los sustitutos de la leche, como nueces o vegetales, es incompleta, lo que significa que carece de estos aminoácidos esenciales. Y dado que tu cuerpo no puede producir aminoácidos esenciales por sí solo, tienen que provenir de lo que elijas comer en tu dieta diaria, como la leche de vaca.

#2: Combustible desde el primer día. Todo el mundo, desde los recién nacidos hasta las personas mayores, necesitan leche. Los niños activos y en crecimiento necesitan proteínas para crecer sanos y fuertes, y para construir músculos, huesos y dientes sanos. Los adultos necesitan proteínas para una salud óptima y para preservar la masa muscular. Y a medida que envejecemos, la proteína ayuda a prevenir la osteoporosis y ayuda a sostener la masa muscular, dos problemas que sufren los ancianos.

# 3: la proteína satisface. La proteína ayuda a la buena digestión, por lo tanto comes menos pero te ayuda a sentirte satisfecho, lo que resulta en músculos más definidos y menos grasa corporal. Más buenas noticias: 14 estudios clínicos encontraron que las personas que comen tres o más porciones de lácteos al día pierden más peso que las que comen menos. La investigación también sugiere que comer más proteínas al inicio del día puede tener beneficios adicionales. Como parte de tu desayuno, la leche de vaca es una buena opción pues proporciona la mayor cantidad de proteínas entre los alimentos populares para el desayuno.

# 4: La conexión entre la leche y los huesos. La proteína en la leche sin aditivos artificiales ni azúcares añadidos, junto con el calcio y la vitamina D, ayuda a formar huesos, pelo y dientes fuertes. Esto es importante a cualquier edad. Dato extra: la leche de vaca es una de las únicas fuentes dietéticas de vitamina D que nuestros cuerpos típicamente crean al absorber la luz solar.

# 5: Una leche para cada tipo de cuerpo. No importa cuál sea tu preferencia de sabor, hay una variedad de leche de vaca disponible para todos, que incluyen leche descremada, entera, sin grasa u orgánica. Además, un vaso de leche vaca contiene nueve nutrientes importantes y cuesta, en promedio, solo 25¢.

 

LÁCTEOS: UNO DE LOS MEJORES TRABAJOS DE LA NATURALEZA

Los productos lácteos son una forma económica, conveniente y deliciosa de mantenerse saludable. Las Guías Alimentarias de los Estados Unidos recomiendan de dos a tres porciones de productos lácteos por día. No es sorprendente, dada la capacidad de los lácteos para disminuir la presión arterial, mejorar la salud de los huesos y combatir las infecciones. Los productos lácteos también son excelentes para agregar deliciosa variedad, sabor y textura a tus comidas. Pero no confíes solo en tus papilas gustativas. Al lado derecho de tu cerebro también le encantarán estos números.

  • Leche de vaca: Una taza de leche de 8 onzas contiene 8 g de proteína y 30% de la cantidad diaria recomendada de calcio, 26% de riboflavina, 25% de vitamina D y fósforo, 22% de vitamina B12, 11% de potasio y 10% de los requerimientos diarios (RDA) de vitamina A y niacina.
  • Queso: junto con las bacterias probióticas para la salud intestinal, el queso, delicioso y versátil, ofrece nutrientes importantes. Una sola onza de queso Cheddar tiene 7 g de proteína y 20% de la dosis diaria recomendada de calcio, 15% de fósforo y 6% de vitamina A y riboflavina.
  • Yogur: El yogurt, altamente nutritivo, también agrega probióticos que benefician tu dieta. Una porción de 6 onzas ofrece 20% de la dosis diaria recomendada de calcio y fósforo, 17% de proteína, 25% de riboflavina, 40% de vitamina B12, 20% de ácido pantoténico y 15% de zinc.

 

EN DONDE LA LECHE OBTIENE SUS SUPERPODERES

Cada vaso de leche de 8 onzas tiene nueve nutrientes esenciales que respaldan la buena salud. Profundicemos para comprender mejor los beneficios:

  • Ocho gramos de proteína de alta calidad: La leche, fuente natural de proteína completa, ayuda a desarrollar huesos y tejidos fuertes, músculos definidos y más. Tu cuerpo no puede almacenar proteínas, por lo que es importante obtener la cantidad necesaria a diario para una salud óptima.
  • Excelente fuente de calcio: el cuerpo no produce calcio, por lo que lo “toma prestado” de los huesos para reemplazar lo que se pierde a través de las funciones corporales normales. Un vaso de leche ofrece 30% de la dosis diaria recomendada de este importante mineral, la misma cantidad que encontrarías en 7 tazas de brócoli crudo.
  • Tanto potasio como una banana pequeña: cada vaso de leche ofrece el 11 por ciento de la cantidad diaria recomendada de potasio, el cual regula el equilibrio de líquidos y ayuda a mantener una presión arterial saludable. Los niveles bajos de potasio se asocian con calambres musculares, debilidad y fatiga.
  • Excelente fuente de riboflavina: la riboflavina ayuda a convertir los alimentos en energía y apoya el crecimiento y la función de las células sanas. Un vaso tiene un 25% de la dosis diaria recomendada de vitamina B.
  • Buena fuente de vitamina A: necesaria para mantener el sistema inmunológico, los ojos y la piel saludables, cada porción de leche ofrece un 10% de la dosis diaria recomendada de vitamina A.
  • Una excelente fuente de vitamina D: una porción de leche tiene el 30% de la dosis diaria recomendada de vitamina D, conocida como la “vitamina del sol” que ayuda a desarrollar y mantener huesos fuertes y puede proteger a los adultos mayores de la osteoporosis. Es la única vitamina que tu cuerpo produce a partir de la luz solar; los niveles bajos de vitamina D se han relacionado con la depresión.
  • Diez por ciento de la cantidad recomendada de niacina: la vitamina B3 (niacina) respalda la salud del corazón al aumentar los niveles de colesterol “bueno” y disminuir el colesterol “malo”; además ayuda a convertir los alimentos en energía.
  • Una fuente excelente de B12: tu cuerpo no puede fabricar ni almacenar esta vitamina importante que ayuda a mantener a los glóbulos rojos y el tejido nervioso saludables; además crea ADN.
  • Una excelente fuente de fósforo: el fósforo trabaja con el calcio y la vitamina D para ayudar a mantener la salud ósea y ayudar al cuerpo a generar energía. Una porción de leche tiene un 25 por ciento de la cantidad diaria recomendada de fósforo, más o menos lo mismo que encontrarías en una taza de frijoles.

CATEGORÍAS

ETIQUETAS

Comparte